Salud 04/07/2022 00:06 hs

Otro hecho que confirma las precariedades de atención en el Hospital Municipal

  • Otro hecho que confirma las precariedades de atención en el Hospital Municipal
  • Otro hecho que confirma las precariedades de atención en el Hospital Municipal
  • Otro hecho que confirma las precariedades de atención en el Hospital Municipal

Hoy domingo, un caso que culminó bien gracias a la responsable decisión de los padres,  dejó nuevamente en evidencia lo mal que está el Hospital Municipal de nuestra ciudad.

En la tarde del domingo un preadolescente ingresó a la guardia, había sufrido un importante trauma a nivel abdominal, y pese a los llamados telefónicos a médicos, autoridades médicas y políticas y el esfuerzo del propio personal, no se logró encontrar a nadie que pudiese realizar una práctica médica indispensable para un accidente como fue este caso. 

El chico fue atendido porque el padre lo retiró del Hospital, encontró por las suyas a un médico y logró la atención que necesitaba en otro espacio.

Esto sería grave si fuese un caso aislado, pero es mucho peor: es una situación casi cotidiana.

Pacientes sin atención, médicos que van a ver a sus pacientes sin haber mirado los resultados de los análisis, familias que deciden retirar a su familiar y derivarlo por las suyas a algún otro hospital de la zona.

El personal hace lo que puede con lo que tiene.

PUBLICIDAD

 Hay sectores trascendentes que se encuentran en mal estado, hay otros lugares que se inundan. 

Hay cierta precariedad en la zona del quirófano, los familiares de los internados deben llevar su propia ropa de cama, y así podríamos seguir enumerando falencias que no son otra cosa más que consecuencias de la desidia reinante.

Por eso, por más grandilocuencia que haya en las palabras de los discursos, por más propaganda que se haga, por más videoconferencia que pretenden mostrar una eficiencia que no existe, lo cierto es que no es un padre que se queja, son cientos de historias de suarenses que padecen esta mala atención. Y cuando el río suena…

Ni hablar de lo que dice el personal, y hasta un alto funcionario, que a varios concejales les advirtió que si tenían un problema de salud se atendiesen en otra localidad.

Se conoce que del tema puntual de esta tarde se han enterado el doctor Zenón Ponce y el jefe de Gabinete, Mauro Moccero, quienes en la fecha no brindaron las respuestas que se esperaban. Quizás mañana hagan algo.

Los vecinos lo están esperando. Es la hora de devolverle a la gente en servicios lo que pagan en tasas y en donaciones, que sirvieron – por ejemplo – para comprar respiradores e incubadoras que el municipio dice no tener dinero para comprar.

Comentar esta nota
Más de Salud