Opinión 31/07/2023 17:17 hs

El kirchnerismo privatizó YPF, la nacionalizó y ahora debe indemnizar: la ideología nos vuelve idiotas

A dos semanas de las PASO, los políticos comienzan a tener sus últimos actos de campaña. Alberto Fernández va a escribir un libro porque está aburrido. Grabois dice que su familia vive con 200.000 pesos, pero su secreto debe ser que en el freezer tiene una caja con hostias que le regaló Bergoglio. Jorge Lanata

El kirchnerismo privatizó YPF, la nacionalizó y ahora debe indemnizar: la ideología nos vuelve idiotas

A veces la ideología nos vuelve idiotas, YPF es un buen ejemplo de eso. En los 90 Cristina era diputada provincial por Santa Cruz y Oscar Parrilli diputado nacional por Neuquén. En aquel momento los dos votaron a favor la privatización de YPF.

Parrilli fue, en 1992, el miembro informante de la sesión por la venta de YPF. Dijo entonces: “No pedimos perdón por lo que estamos haciendo. Esta ley servirá para darle oxígeno a nuestro Gobierno (era el Gobierno de Menem) y será un apoyo explícito a nuestro compañero presidente (era el compañero Carlos Saúl)”.

El 16 de abril de 2012, 20 años después, Cristina, siendo ya presidenta, decidió expropiar el 51% de las acciones de YPF y envió al Congreso el proyecto de nacionalización de lo que antes ella misma había privatizado. El estatuto de la empresa decía que si se cambiaba la mayoría, los accionistas minoritarios tenían derecho a vender su parte al mismo precio.

El estatuto había sido presentado a la comisión de valores de Estados Unidos en 1993 cuando YPF empezó a cotizar en la bolsa de Nueva York. Axel Kicillof y Julio de Vido eran entonces interventores de YPF y decidieron, al expropiar, pagarlo menos.

“Los tarados son los que piensan que el Estado tiene que ser estúpido y comprar todo según el estatuto de YPF”, dijo Kicillof. Ahora en un juzgado de Nueva York se discute el monto que Argentina deberá pagar para indemnizar a los exdueños de YPF. Discuten si 16.000 millones de dólares o 9.500 millones.

En el escenario más optimista Argentina tendrá que pagar casi 10.000 millones por el 51% de YPF, cuando la empresa entera vale 11.600 millones. O sea: privatizaron la empresa, luego la nacionalizaron y ahora la deberán indemnizar. La ideología, a veces, nos vuelve idiotas.

PUBLICIDAD

Julio fue el mes más caluroso de la historia. El mar mediterráneo batió el récord de temperatura en los últimos 20 años. El atún ya sale listo para una empanada gallega.

El Fondo Monetario Internacional


Finalmente el Fondo va a desembolsar 7.500 millones de dólares, pero después de las PASO. Al final el FMI es como el Senado: se rascan las bolas hasta las PASO, y después vemos.

No se descarta que tengamos que usar los yuanes para pagar. Como se dice en China, ya estamos rascando el fondo del wok. Estamos tan complicados que Massa está pidiendo el teléfono de Maratea. El staff del Fondo entró en vacaciones. Van dos días de receso y ya tienen 50 llamadas perdidas de Massa y Rubinstein.

Massa suspendió su presencia en la caravana por el Conurbano.

El motivo de la recorrida era fidelizar a los intendentes para apuntalar su candidatura y de paso, para que Axel conociera el Conurbano.

La gente se perdió la oportunidad de saludar a los candidatos. Candidatos que no van a volver a ver hasta la próxima elección, cuando necesiten los votos de la gente.

Homero Giles, el presidente del Ioma, la obra social de los estatales de la provincia de Buenos Aires, organizó un “encuentro de formación” para 1.500 autoridades de la obra social, ministros y sindicalistas K. Pero no lo hizo en el camping de un gremio: alquiló el salón más lujoso de La Plata.

Ahí los ves a Homero; al ministro de Salud, Nicolás Kreplak; al exministro Daniel Gollán; al ministro de Trabajo, Walter Correa y a Roberto Baradel. Kicillof vio que esto era un bochorno y se bajó. Este lugar queda en Gonnet y un salón cuesta un millón doscientos mil pesos.

El Ioma usó tres, con catering y sonido, durante 10 horas. Así que gastaron más de tres millones y medio de los afiliados. Le preguntamos el gasto exacto a la gente de Homero Giles y nos respondieron: “No nos interesa hablar de eso, sino de lo bien que anda la obra social”.

Ioma tiene más de 2 millones de afiliados -que viven denunciando su ineficiencia-, todo tipo de quilombos con los profesionales y con las clínicas, y solo el año pasado perdió $256 millones en juicios. En el evento top de Ioma, Kreplak dijo: “Hay un ataque constante a nuestra obra social”.

El secretario general de ATE, Oscar de Isasi, fue más directo y dijo que hay que conseguir la reelección de Kicillof. En el Conurbano hay récord de candidatos. Son 17.000 que van en 593 boletas. Es el nuevo plan candidate.ar.

Si a cada uno de estos 17.000 se les cayera una sola idea, el Conurbano sería Mónaco. Algunos de estos 17.000 quieren cambiar el país, pero la mayoría se conforma con cambiar el auto.

Javier Milei y la recaudación de votos


Otro que salió a juntar votos en el tour de La Libertad es Javier Milei. Está de gira con el Mileimóvil (un colectivo tuneado para la campaña), el motorhome y atrás viene el cucha-home con los cinco ropes que aprovechan para mear y marcar el territorio libertario en todo el país.

En el micro, Milei va al lado del chofer dándole charla para que no se duerma. Y el chofer no se durmió, pero con la charla de Milei se quiso tirar del micro.

Hace unos días, Milei, en una entrevista al diario El País, contó que era hincha fanático de Boca y durante la final de la Libertadores de 2018, en Madrid, y en pleno partido, empezó a hinchar por River.

Parece que hablar con el perro muerto no era lo más raro que hacía. Milei dijo: “Estaba mirando el partido, pero cuando entró Fernando Gago, que fue otro acto de populismo, empecé a hinchar por River y ahí me volví anti-Boca”.

Ojo con Milei que con estos antecedentes en cualquier momento se hace fanático de la casta y lo vemos saltando en el para-avalancha entre Máximo y Mayra Mendoza.

Usurpación de terrenos antes de la cuarentena


En febrero de 2020, antes de la cuarentena, hubo una usurpación masiva en un terreno federal ubicado en Los Hornos, partido de La Plata, que utilizaba un club de planeadores. Son 160 hectáreas, es la toma más grande de la provincia.

Todo el mundo habló de esto cuando el juez federal Alejo Ramos Padilla resolvió que ahí no hubo delito y archivó la causa. Ahí el Gobierno anunció un plan de urbanización ideal, a cargo de un área de hábitat que maneja el “Cuervo” Larroque. Pero siguió entrando gente y todo se desmadró.

Se les fue de las manos. La urbanización está parada, la gente vive pésimo, los lotes se venden y en la zona prohibida se construye sin parar, al punto de que la policía, para entrar a buscar a un narco, se escondió en un camión de materiales, tipo Caballo de Troya.

Y algo llamativo es que se ven muchas camionetas, incluso nuevas, pero poca gente viviendo efectivamente en la toma.

Del libro de Alberto al costo de vida de Grabois


Alberto dijo que va a escribir un libro, en parte porque quiere reivindicar su gestión, pero más que nada porque está bastante al pedo.

Escuchá esto: Grabois dice que en su casa son 5 y que viven con 200.000 pesos. En realidad, en la casa son cuatro, porque Grabois vive en C5N.

Según datos de la dirección de estadística de la Ciudad, una familia tipo -de cinco integrantes- necesitaba en junio 235.000 pesos para no ser pobre.

El secreto de Grabois es que en el freezer tiene una caja con hostias que le regaló Bergoglio, y con eso van tirando para el desayuno, el almuerzo, la cena y la eucaristía.

Además, Grabois contó que no se compra ropa. Que las zapatillas se las regaló la madre y la campera una compañera. Lo curioso es que en el spot de campaña aparece con cinco camperas distintas. Por ahí la amiga que le regala las camperas trabaja en “Zara”.

Comentar esta nota
Más de Opinión