Opinión 25/07/2023 18:40 hs

Hace 3 años: ¿SOMOS UNA POBLACIÓN MUY MALA Y CON MALVIVIENTES LOS SUARENSES?

Hace 3 años: ¿SOMOS UNA POBLACIÓN MUY MALA Y CON MALVIVIENTES LOS SUARENSES?

Es la opinión que deslizó esta mañana en la conferencia de prensa para anunciar oficialmente los primeros casos de coronavirus en Coronel Suárez el intendente municipal Ricardo Moccero.
Moccero, quien respaldó lo actuado por el equipo de médicos y políticos que conforman el comité de crisis, pidió respetar a los contagiados y a su familia. También le pidió a los medios responsabilidad y respeto, un hecho más que claro pues los medios han actuado con una absoluta seriedad y profesionalismo en esta cuestión sin necesidad de que ninguna autoridad les marque la cancha.
Todos los medios conocen cada uno de los detalles del caso, saben los nombres y cada circunstancia de lo actuado por la familia, sin embargo no ha trascendido por ellos ni una sola filtración. Sí lo han viralizado colaboradores del Intendente.
Y tampoco los medios, ni los adictos, ni los neutros ni los opositores, ni los políticos opositores, han hecho leña del árbol caído y no han deslizado la más mínima queja o suspicacia ante los hechos. Ejemplo de seriedad y de no jugar con temas tan serios y delicados. Porque no hay que hacer política con esta pandemia. También debería entenderlo el Intendente.
Moccero dijo, calificando a su población, a la gente de su distrito, a las personas que tiene la obligación de cuidar, a muchos de sus votantes, cuyo dinero debe administrar, que lo que han dicho algunos pocos resentidos en las redes “habla de una población muy mala… Son malvivientes que no quieren dejar en paz a nadie… estamos en una ciudad chica, es muy malo si cada familia que tenga coronavirus va a ser escrachada”. Y dijo que no hay derecho a escrachar a una familia buena
Sinceramente, es una exageración, un dirigente que se precie debe ser medido, ecuánime, responsable, inteligente, cauto y no sembrar bronca. Aseguró que a él las críticas lo tienen sin cuidado, así que seguramente esta nota no le va a preocupar y la ignorará, pero nos gustaría llamar la atención sobre cosas que no pueden dejarse pasar.
No olvidemos que apenas comenzada la pandemia fue el mismo jefe comunal quien escrachó con distintos audios a una familia involucrada cuando dijo, ante la posibilidad de la presencia de ciudadanos de otro país en Coronel Suárez, lo siguiente: “Cuatro italianos que están en un campo próximos a venir a lo de B….la al casamiento de la hija, son boludos estos B….la, son unos boludos bárbaros”.
Un comentario muy desubicado, una familia escrachada por el administrador del pueblo. ¿O la familia que ahora está contagiada es una buena familia y esta otra no lo es?
Por eso hay que tener cuidado, al actuar y al calificar a otros. Mucho más cuando uno tiene un puesto de la responsabilidad mayúscula que tiene el Intendente.
Mejor hacer memoria, ser líder no es ser dueño, el puesto que ocupa es temporal, es nuestro empleado, mío, suyo y de todos los suarenses.
Un empleado que gana mejor que el 99% de sus empleadores y por lo tanto, si hizo bien lo que anunció que hizo bien, no es más que cumplir con su deber. Que para eso cobra y muy bien.
Pero no alcanza con eso. Está muy bien que se haya actuado como corresponde. Parece que fue así en este caso.
Pero no debe olvidar Moccero que ese mismo pueblo al que calificó de “malvivientes y mala población” está conformado por los mismos vecinos que juntaron muchos millones de pesos para comprar respiradores y ayudar a la Cooperadora del Hospital Municipal y el Hospital Lucero del Alba de Huanguelén. Esos mismos vecinos, malvivientes y mala población, son los que con esfuerzo siguen pagando tasas con un 65% de aumento en plena crisis económica, la peor de la historia.
Mientras tanto, el jefe comunal, y su gabinete, no han mostrado ser tan solidarios y no han resignado ni un peso de sus salarios. Ni uno.
Por lo tanto, no se debe generalizar. No todos los suarenses son malvivientes. Digamos la verdad: la inmensa mayoría criticó a quienes actuaron mal en las redes. Sí es cierto que hay gente desubicada, pero corresponde a un dirigente poner las cosas en su lugar y no generalizar. Porque fueron inmensa mayoría los que se pusieron del lado de los buenos
Y otra cosa que se debe decir: un buen dirigente predica por el ejemplo. Y no parece ser este el caso.

(20 de julio 2020)

Comentar esta nota
Más de Opinión