Salud 14/03/2023 21:19 hs

Trasladaron a Alberto Fernández al Sanatorio Otamendi por un dolor de espalda

Lo confirmó la Unidad Médica Presidencial. Sufrió un cuadro de dolor lumbar agudo.

Trasladaron a Alberto Fernández al Sanatorio Otamendi por un dolor de espalda

Este martes por la tarde, el presidente, Alberto Fernández, fue trasladado al Sanatorio Otamendi. Según confirmó la Unidad Médica Presidencial, sufrió un cuadro de dolor lumbar agudo.

“El señor Presidente de la Nación, Doctor Alberto Ángel Fernández, presenta un cuadro de dolor lumbar agudo, motivo por el cual se realizarán los estudios correspondientes con el fin de poder administrarle un tratamiento específico. Se mantendrá informada a la opinión pública”, indicó la unidad médica presidencial.

Más temprano, el mandatario fue visto en sus redes sociales cuando oficializó la designación de Verónica Gómez, una abogada de su confianza y dirigente cercana al vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Olmos.

Además, el sábado pasado firmó en Luján el compromiso “Ni un pibe, ni una piba menos por la droga”, una campaña impulsada por la Federación de Hogares de Cristo que preside el cura José María “Pepe” Di Paola, donde participó de las celebraciones por los 10 años de pontificado del Papa Francisco. Allí indicó que Bergoglio es “el mayor líder moral y ético que el mundo tiene, que se animó a cuestionar el mundo financiero y capitalista”.

La salud de Alberto Fernández


La última vez que el jefe de Estado sufrió un episodio de salud fue en noviembre pasado, cuando fue evaluado por médicos tras sufrir un episodio de hipotensión y mareos previo al inicio de la Cumbre del G20 en Bali, Indonesia, y le diagnosticaron una gastritis erosiva con signos de sangrado. 

PUBLICIDAD

En ese entonces, Alberto Fernández explicó que fue “una descompensación producto de una gastritis erosiva, que generó un sangrado y una baja de la presión importante”.

En una conferencia de prensa en Bali contó en ese momento que “para verificar exactamente el nivel de sangrado, nos trasladamos a un hospital de Bali al solo efecto de hacer una endoscopía”. “Fue un mal momento. Tuve un problema estomacal que arrastro desde hace varios años, pero que nunca se había manifestado con el sangrado”, confió.

A medidados de 2019, el Presidente también había sido internado en el Sanatorio Otamendi a partir de una tos persistente que lo mantuvo bajo observación.

En ese entonces, desde el sanatorio indicaron que había ingresado con un “cuadro de tos seca y dolor torácico”. Y advirtieron sobre sus antecedentes familiares. Además, se detalló que se detectó “una inflamación pleural que podría corresponder a una obstrucción arterial subsegmentaria”.

Comentar esta nota
Más de Salud