Política 23/06/2022 12:27 hs

¿Por qué el faltante de gasoil recuerda la peor crisis del kirchnerismo?

Advierten que el faltante de gasoil podría desencadenar una crisis mayor que la ocurrida en el año 2008 a partir de la Resolución 125 lanzada por la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Se encienden las alarmas ante el riesgo de desabastecimiento.

¿Por qué el faltante de gasoil recuerda la peor crisis del kirchnerismo?

Las consecuencias de la escasez de combustible a nivel nacional comenzaron a visibilizarse y el conflicto podría originar una crisis mayor que la ocurrida en el 2008 a partir de la Resolución 125 emitida durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner que generó una de las peores crisis políticas y económicas de la historia. El riesgo de desabastecimiento por la dificultad de los transportistas para acceder al gasoil sumado a las grandes pérdidas que tienen actualmente los productores devienen en un panorama oscuro cuya solución no se divisa en el corto plazo.

Un nuevo punto de conflicto entre el gobierno y el sector agropecuario surge a partir de la escasez de gasoil que afecta de manera directa al sector productivo poniendo en riesgo la cosecha de materias primas y el abastecimiento de productos en las góndolas. La situación en algunas provincias como Tucumán, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba es grave y las pérdidas son millonarias.  

"El gasoil es un insumo clave que afecta al transporte y especialmente a todas las tareas estacionales de siembra y cosecha y otras labores impostergables en todas las regiones productivas de la Argentina", destaca el escrito emitido por la Asociación Argentina de Productores Agropecuarios (AAPA) en adhesión al paro establecido por los transportistas originado en la severa crisis de acceso a los combustibles.

"De sostener estas medidas gubernamentales vemos venir un conflicto peor que el desatado por la Resolución 125 en 2008. La sociedad está en desacuerdo y con un gran malestar social. Esta situación nos va a llevar a tomar medidas cada vez más duras", manifestó Pedro Zabala, quien actualmente preside la Asociación Argentina de Productores Agropecuarios (AAPA) y agregó: "El gobierno va a llevar a un desabastecimiento total y cuando las góndolas estén vacías la gente va a reclamar por los productos básicos".

Las provincias que hoy se encuentran en época de cosecha registraron pérdidas importantes, tal es el caso de Tucumán donde las plantas de limones no pudieron ser cosechadas a tiempo y los productos que luego serían trasladados a frigoríficos para exportación fueron descartados. La misma situación acontece con la soja y algunas variedades de maíz en la provincia de Buenos Aires y Santa Fe donde la cosecha y el trillado a destiempo provoca la pérdida de calidad de los productos.

"De sostener estas medidas gubernamentales vemos venir un conflicto peor que es desatado por la Resolución 125 en 2008. La sociedad está en desacuerdo y con un gran malestar social", dijo Zabala.

"Si el transporte no circula, quienes cosechamos no podemos trabajar, se perjudica toda la actividad productiva tornando la situación insostenible", explicó Zabala.

PUBLICIDAD

 

Incertidumbre y falta de previsibilidad

 

Desde el sector productivo sostienen que no encuentran explicaciones a la escasez de combustibles que viene afectando a diversos sectores de Argentina y vinculan la situación a desmanejos y falta de previsibilidad por parte del gobierno nacional en relación al sector energético.

"Desde el aspecto técnico no encontramos explicación alguna a lo que está ocurriendo, de 9 destilerías que hay en el país, 5 están con la producción a full y una refinería en La Plata que está saturada. Lo tomamos como algo muy puntual contra todos los sectores productivos", destacó Zabala. 

En ese sentido, los referentes del sector productivo destacaron que "la falta de disponibilidad se agrava ante el pedido de sobreprecios por encima de los aumentos ya establecidos del 20% en el gasoil mayorista que el agro utiliza. Esta falta de disponibilidad de un insumo clave como el gasoil se agrava aún más por la imposibilidad de contar con acceso a repuestos y neumáticos para los vehículos, tractores, cosechadoras y maquinaria agrícola en general".

 

El periplo de los pequeños productores

 

El impacto de la falta de combustibles en los pequeños productores es cada vez mayor y pone en riesgo la continuidad de las inversiones realizadas. Ante la imposibilidad de acceder a combustible, muchos de ellos se vieron obligados a retrasar las cosechas de productos que aportaban a las economías regionales provocando, en algunos casos, la pérdida total de la producción anual.

"Vamos almacenando combustible a medida que podemos para asegurarnos un stock mínimo disponible ya que de 50 estaciones de servicio que cruzamos conseguimos gasoil en 6 y te venden de a 50 litros. Paramos en todas las estaciones de servicio para poder cargar un mínimo de combustible y no quedarnos sin stock. Los viajes de 18 horas se extienden a 23 horas producto de esas paradas", destacó Oscar Quintana, apicultor de la provincia de Buenos Aires.

"Los productores y transportistas nos hemos visto afectados por una situación que se torna insostenible, desde la falta de combustible para la cosecha hasta la incertidumbre y descontrol de mercado para los insumos claves de la producción agrícola ganadera. Hay falta de gomas para el transportista y los valores de reposición son absurdos, una goma que estaba a 80 mil pesos el año pasado hoy está a 200 mil. Los costos en relación al año pasado se incrementaron un 100%, antes pagaba $86 el gasoil y ahora pagamos $210 en algunos lugares", agregó.

Comentar esta nota
Más de Política